2007/05/26

Oroitzapenak

No os hacéis a la idea de todo lo que echo en falta algunos momento vividos el año pasado. De hecho mi alter ego ya se ha pedido una excedencia, se ha comprado un billete de avión y se ha convencido de que todo lo que le ata aquí, seguirá un año más tarde. Un año de vivencias, de aventuras, de lecciones y de experiencias más adelante. Puff.

Yo, sin embargo, seguiré aquí, resignado; con mi día a día, trabajando, pagando las facturas. La vida es cuestión de preferencias, y - al menos de momento - mi elección es la de continuar viviendo en Gasteiz. Así pues, no tengo más remedio que aprovechar los buenos momentos. Carpe diem! Pero con cabeza. Exprimamos cada segundo, y recordemos siempre que Santiago, el pastor de El Alquimista, viajó miles de kilómetros para encontrar que su meta estaba ahí donde empezó a buscarla.

5 comentarios:

hariel dijo...

Sin duda, en algunos momentos se echa en falta muchas personas, vivencias... pero para eso nos quedan lso recuerdos y las lecciones aprendidas, para seguir adelante.

Muakakiss

Amiantum dijo...

hoy estoy espesito....

te vas o no?? que no me entero

Moran dijo...

Solo voy de vacaciones. ¡Hay si pudiera!

LaDyDeNeB dijo...

A mi me pasara lo mismo con Viena dentro de un años...porque vaya vacaciones de 3 meses!!esto es una beca de estudios??yo kiero otra!!!

LaDyDeNeB dijo...

de un añooooo...no, añosssss



lo k yo te digo..k todo el dia de jaia..no puede ser k hoy es lunes y mirame,acabo de llegar de pedo!!!yo!!!k malas compañias hay por aki,y k wena cerveza jaja,kon lo lasai k soy!!joder